Select Page

El estado de una empresa no lo determina qué tan bien es el producto o incluso el tipo de marketing que realizan, sino más bien el tipo de liderazgo en la cima. No hay duda al respecto; Un mal liderazgo puede derribar incluso a las empresas más exitosas. Esto se debe a que, aunque es una persona en la cima, las oleadas de sus acciones se extienden como la pólvora a todas las partes de la empresa.

Sin embargo, uno de los conceptos erróneos más comunes con respecto al buen liderazgo es que solo hay un camino a seguir. El buen liderazgo se puede ver en muchas formas y, a continuación, discutiremos en detalle cuáles son las más efectivas.

Coaching estilo de liderazgo

Uno de los estilos de liderazgo menos conocidos es el estilo de coaching. Apenas escuchas sobre esto porque ese es el punto. Los líderes empresariales que siguen esta ruta no quieren ser el centro de atención. Están ahí para simplemente dirigir la acción, proporcionar a su equipo las herramientas necesarias para tener éxito y mejorar su desempeño. El estilo de coaching de liderazgo es una excelente ruta a seguir, pero también requiere una gran cantidad de compromiso por parte del líder.

Estilo de liderazgo autoritario

Aunque muchas empresas lo consideran de la vieja escuela debido a su capacidad para sofocar la innovación, hay un escenario en el que funciona este tipo de liderazgo. Si es propietario de una pequeña empresa con solo un puñado de empleados, todos estos aspectos negativos son inexistentes. Esto se debe a que los mensajes se transmiten rápidamente a todo su personal y cualquier inquietud y sugerencia se escuchará casi de inmediato.

Estilo de liderazgo democrático

El nombre lo dice todo; El liderazgo democrático es el acto de obtener y escuchar la voz de todos sin dejar de ser el tomador de decisiones. Este es un estilo de liderazgo muy recomendado porque aumenta la moral de la oficina. Cada empleado tiene voz en la dirección de la empresa; por lo tanto, están más comprometidos con su trabajo. Esto puede ayudarlo a evitar que haya personas que estén allí simplemente para recoger un cheque de pago y descubrir a quienes pueden ser posibles futuros líderes de su negocio.

Estilo de liderazgo transformacional

Este es un líder que produce tareas diarias regulares, pero también se toma el tiempo para presionar a su equipo para que mejore en esas tareas. Este tipo de liderazgo permite a los empleados llegar a un trabajo que los empuja a crecer como profesionales y como personas en lugar de dejarlos para que se vuelvan complacientes.